LOGO AGRUPACIÓN

LOGO AGRUPACIÓN

miércoles, 8 de marzo de 2017

Plano distribución espacios EXPOTREN 2017

A la Agrupación Oscense se nos podrá encontrar dentro de la maqueta de AGRUCAT- CLUB N DE ESPAÑA. Todo el que quiera información que pregunte por Angel o Fernando.



Si alguién quiere más información: EXPOTREN 2017

martes, 14 de febrero de 2017

Circuito Sta. Eulalia de Ronçana 2017

Circuito que podremos disfrutar este año en el Encuentro Modular de Modelismo Ferroviario en Sta. Eulalia de Ronçana.


sábado, 4 de febrero de 2017

Ajuste estético coches CAMA tipo P de Ibertrén antiguo


LOS COCHES CAMAS TIPO  P

La CIWL construyó en 1969 esta serie de coches que rompían la tradicional estética propia, ya que en lugar del azul marino, lucían la coloración natural del acero inoxidable.
Disponían de 20 departamentos individuales situados a dos alturas, y el acceso se realizaba solamente por una de las plataformas.
En su momento apareció en el mercado el modelo de LS Modells, que por las fotos, presenta una gran calidad de reproducción, otra cosa es que se encuentren al alcance de nuestro bolsillo, lo que teniendo en cuenta los tiempos que corren, hacen que trabajos de este tipo sigan teniendo su interés, ya que el modelo Ibertrén todavía se encuentra en el mercado de ocasión a precios razonables
 Hasta la fecha, al menos que yo sepa, solamente Ibertrén se había lanzado a su reproducción en escala N, siendo uno de los modelos de su primera etapa más logrado en cuanto a proporciones y detalles, apareciendo ya en los catálogos más antiguos. Bueno en realidad, se debería decir en casi todas sus proporciones, porque la altura se les fue de la mano.

Este tema ya ha sido tratado en otras ocasiones, casi es un tema recurrente en casi todos los foros de modelismo ferroviario, por lo que no pretendemos ser originales, pero de todas formas a continuación se explica la manera en que se realizó la transformación.





De acuerdo a la foto 2, se comienza eliminando las partes marcadas, para conseguir que el bastidor se pueda introducir en la carrocería, y que son, por un lado las aletas laterales que sirven para apoyar la caja, incluyendo la parte sobre las cajas de baterías, y por otro lado las nervaduras que sirven de refuerzo al chasis y de apoyo a la distribución interior.
La siguiente operación a realizar es eliminar las nervaduras inferiores de la pieza que imita la distribución interior, para que se adapte al nuevo espacio disponible, de la forma que se muestra en la foto 3.



Para finalizar también será preciso rebajar la parte inferior de los testeros, única acción a realizar en la caja, para lo que es aconsejable desmontar los burletes de intercomunicación con cuidado para su posterior utilización, ver foto 4.





por Angel Clemente.

lunes, 30 de enero de 2017

Locomotora 311 by Angel Clemente (vaporn)

LOCOMOTORA 311

Vamos a ver en esta ocasión como ampliar nuestra colección de material RENFE, con un modelo que circula en la actualidad, y del que no se ha realizado hasta la fecha ninguna reproducción comercial ni artesana.

La intención es describir un procedimiento simple al alcance de la mayoría, mas que
una reproducción totalmente fidedigna. El modelo utilizado es la referencia 7001 de
KATO, habitual en las tiendas de modelismo, y sobre todo muy asequible económicamente. El inconveniente que tiene es que el motor va centrado y ocupa todo el interior de la cabina, por lo que los capots deberán ser iguales, a diferencia del modelo real, en el que el destinado a alojar el motor diesel, es ligeramente mas largo.

La altura de los capots, también es algo mayor de lo que correspondería, sin embargo una vez acabado nuestro modelo, la sensación visual es aceptable. En cuanto a los bogies, el aspecto general es bastante similar, quien se quiera complicar un poco mas la vida, puede eliminar  los depósitos del freno que la máquina japonesa lleva en el lateral de los bogies, dado que una vez pintados en negro, no se aprecian mucho, yo personalmente he optado por dejarlos.

Otra alternativa a tener en cuenta es utilizar la referencia 23225 o 23226 de ROCO, en la que el motor va también centrado, pero queda oculto totalmente en el interior del capot , en este caso la carrocería deberá ser construida completamente.
Pero antes de comenzar veamos algo de la máquina real.




EL MODELO REAL

A principios de los años ochenta del pasado siglo, el parque de locomotoras de maniobras de RENFE ya estaba pidiendo a gritos el relevo, la antigüedad y escasa potencia de los tractores, hacia necesario el diseño de otros tipos mas acordes , con los movimientos que se realizaban en los apartaderos.
Fue así como surgieron las dos series 310 y 311, fruto de la colaboración de MTM ,
ATEINSA y BWE.
El primer ejemplar construido fue el que se conoció como MABI, al que siguió la subserie 100, que consta de 60 ejemplares.

Las diferencias externas son mínimas, la MABI dispone de dos escapes y faros de óptica simple, y el resto al contrario, además durante bastante tiempo, la MABI estuvo pintada en naranja con franjas blancas, y el resto en gris y rojo desde el principio, y lo que es mas curioso, en la época de continuos cambios de pintura que vivimos, todavía lucen la decoración original..

Estas locomotoras se utilizan tanto en maniobras como en línea, con trenes de poco tonelaje, o bien de trabajos Para ver las características del modelo real, se puede consultar el libro “RENFE Parque Motor 4” , de MAF editor, y es muy aconsejable el artículo publicado en MAQUETREN nº 52, de Chema Martínez.

MANOS A LA OBRA


Como dije al principio, se trata esta vez de una modificación mas que de una  construcción propiamente dicha, no quiere decir esto que el trabajo esté exento de dificultad, pero en mi opinión con un poco de paciencia, nada de prisas, se pueden conseguir buenos resultados por parte de quien se ponga a ello.



La foto 1 se podría titular antes y después, vemos una locomotora ya transformada y una carrocería sobrante idéntica a la que empleé, trataré de hacerlo mejor esta vez.
Comenzamos desmontando la carrocería, haciendo palanca con un destornillador, en el depósito de combustible bajo la cabina. Esta pieza mediante unas lengüetas sujeta todo el conjunto por el interior de la cabina, tendremos así por un lado la bancada, el depósito, los capots , la cabina, y dos pequeñas cajas, y por el otro la parte mecánica, que pasaremos a desmontar también aflojando los dos tornillos. En las dos partes metálicas que sujetan todo el conjunto, eliminamos los dos salientes que rellenan las dos cajas de los laterales, volviendo a montar la mecanización, y comprobando su buen funcionamiento.

No hay un orden preciso para realizar la transformación, pero casi parece lo mas lógico comenzar de abajo hacia arriba, así pues cogemos la bancada y eliminamos los estribos, y los pasamanos de los laterales, en el caso de que optemos por hacer unos nuevos, además, agrandamos el hueco de los estribos, eliminando la parte curva de la bancada.

También eliminamos los faros del faldón delantero. El estado en que quedará esta pieza lo podemos ver en la foto 2.cortamos en plancha EVERGREEN, ref. 9015, los dos laterales, pieza 1, teniendo en cuenta que los dos peldaños van situados hacia el mismo testero de la locomotora, el contrario al motor diesel. Una vez obtenidos los dos laterales, los pegamos a todo el largo de la bancada con una cantidad mínima de cianocrilato.

Los emplazamientos de las cajas los tapamos con unos rectángulos de 7’5 x 2’5 mm.
Cortamos las dos toperas, pieza 2, en el mismo material, y las pegamos bajo las barandillas de los testeros.



Unas pequeñas piezas de plancha de plástico, que deberemos ajustar bien, valdrán para cerrar el alojamiento de los estribos, y estos a su vez los cortamos del mismo material, o bien de trocitos de tira ref. 122. La foto 3 muestra una de estas pequeñas piezas laterales,



   
procurando no interesarlas, como se ve en la foto 4. Para ello utilicé una sierra de marquetería con una hoja de metal del 2/0. El corte lo igualaremos con una lima fina, y pegaremos unos trozos de tira ref. 142 a todo lo largo, para la unión de estas piezas, no es necesario utilizar ya el cianocrilato, el pegamento de maquetas normal nos puede valer.

 Mientras se secan limamos los laterales del trozo de capot hasta que quede solamente la parte curva, y enrasamos la parte delantera, que pasará a la posición contraria.

Sobre los trozos de tira 142 que hemos pegado obtenemos la inclinación de la parte delantera del capot, por medio de lima, la ventaja de proceder así, es que en caso de pasarnos con la lima, bastará despegar los trozos y comenzar de nuevo.

Una vez todas las piezas preparadas, se pega todo, evidentemente la pieza obtenida es algo mas corta que el hueco disponible, por lo que será preciso suplementarla con otro trozo de tira 142, que igualaremos una vez seca con la lima. En la foto 5 vemos las piezas preparadas.


Suprimimos las dos chimeneas. También eliminamos las nervaduras que sobre el capot quedan en el interior de la cabina y que sirven para dar solidez a la pieza, y por medio de una pequeña lima, profundizamos la acanaladura donde se alojan los testeros.

Para la rejilla del radiador se pueden utilizar varias cosas, desde tamiz del utilizado en laboratorios, hasta los fotograbados de latón.
 Para el trozo tan pequeño que usaremos, se puede aprovechar alguno de los kits de súper detallado de las maquetas militares, TAMIYA o similar.

En cualquier caso, lo primero que haremos será cortar el frente de uno de los testeros, con una sierra de pelo, foto 6, procurando no interesar los laterales, ni la parte superior, que ya tenemos modificada. Este hueco lo tapamos con un trozo de plancha de plástico bien ajustado, cerramos el hueco por abajo con una tira ref. 142, y cortamos la rejilla bien a la medida, guardándola a continuación en lugar seguro. La foto 7 muestra el frente ya modificado



Para finalizar tapamos el emplazamiento de las cajitas laterales por medio de unos rectángulos de plástico.

.

Llegamos ahora a la parte mas delicada del proceso, que es la cabina, el gran tamaño de las ventanas, obliga a trabajar con un cuidado exquisito, y es más que probable que debamos repetir alguna que otra pieza.


Retiramos en primer lugar los cristales, que como en el caso de los faros de los capots van simplemente encastrados, y rebajamos con lima todo el conjunto por el exterior, ya que los nuevos laterales irán pegados sobre la caja original. Pegamos en la parte inferior unos trozos de tira 142, para conseguir que la cabina nos quede 1 mm mas alta que en el original.
 Eliminamos las ventanas de los laterales, no así las de los testeros, ya que refuerzan la cabina hasta que las nuevas piezas estén bien unidas También es posible naturalmente confeccionar unos laterales completamente nuevos y olvidarnos de modificar nada. En la foto 8 se puede ver como queda la cabina ya modificada y uno de los frentes listo para ser pegado.

Cortamos en plancha 9015, los laterales y los testeros, de acuerdo a las medidas de las piezas 3 y 4 .Lo mejor es cortarlos ligeramente mas altos para poder ajustarlos una vez bien unidos a la caja, los testeros finalmente quedarán como se ve en la foto 9. Para dibujar las partes inclinadas es de gran ayuda una falsa escuadra o un trasportador de ángulos.

Como se observa en el croquis y en la foto 10, las esquinas de las ventanas se cortan en ángulo vivo, siendo que en la realidad, son curvas, esto lo conseguiremos mas tarde, al colocar los marcos. Quien no desee montarlos, deberá hacer directamente la curva de las ventanas mediante una broca.



Comenzamos uniendo los testeros, y una vez que hayan fraguado bien, se eliminan las partes visibles de las antiguas ventanas.
Tras cortar las ventanas de los laterales, marcamos el contorno de la puerta, mediante una ligera pasada con la cuchilla en primer lugar, y a continuación con la misma pero en posición invertida, es decir con el filo hacia arriba, con lo que no cortamos la pieza, sino que marcamos un surco bien definido.

La forma de conseguir la inclinación del lateral en la zona de las ventanas es mediante un ligero corte por debajo de éstas, y por el exterior, sujetamos bien con unos alicates planos, y doblamos hacia atrás. Obviamente nos quedará la marca, pero no es problema, un ligero cepillado con el cutter, la hará desaparecer.

A continuación pegamos los laterales. Vigilando que las esquinas ajusten bien, no será necesario utilizar masilla alguna.

Una vez seco el conjunto, colocamos los marcos, que cortaremos de tira ref. 101, unos 12 mm para las ventanas pequeñas, y 20 para las grandes.

El método que empleo para los marcos es bastante engorroso, y pone a prueba la paciencia del santo Job, pero una vez acabado los resultados compensan, a mi modo de ver. El tema consiste en sujetar con unas pinzas muy finas la tira, y untarla bien del pegamento para maquetas que utilicemos, como éste es disolvente, a la segunda  mano que demos, la tira se volverá algo mas flexible, por lo que podemos comenzar a colocarla en su ventana. A medida que vamos pegando, vigilamos que se ajuste bien a las esquinas, y lo que sobre , se deja doblado hacia el interior de la ventana,  lo cortaremos pasadas unas horas. La foto 11 muestra el proceso descrito.


El techo no tiene mas misterio que cortar la pieza según dibujo, y pegarla bien centrada.
La chimenea en principio pensaba dejar una de las de origen, pero una vez metido en harina, decidí hacer una nueva, para lo que usaremos un trozo de tira ref. 186, a la que damos forma biselando las esquinas con una lima.

Los faros sobre el capot, se pueden hacer funcionales, aprovechando que este modelo dispone de iluminación, para lo que cortaremos las piezas que se pueden ver en la foto.

Comenzamos taladrando con una inclinación de 45º mas o menos, la parte superior del
capot, lo mas al extremo que podamos, como se ve en la foto 12, comenzando con una broca de 1mm y aumentando su calibre posteriormente, así podremos corregir defectos de centrado, hasta que el difusor escogido quepa. Dicho difusor es en este caso un trozo de varilla de metacrilato de 1’8 mm.
Las piezas que componen el faro, se pueden ver en la foto 13, se cortan un poco a ojo, puesto que una vez ensambladas, será preciso terminarlas a lima.


Los faros que van sobre la bancada  son trocitos de tira ref. 164 a la que damos forma con lima, y pegamos unas rodajas de varilla ref. 222, para imitar la pantalla, el ahuecado de las pantallas se realiza con una broca de 1 mm.

Los topes están torneados en varilla de 3mm de latón, y aplanado el frente para obtener los topes rectangulares que equipan estas locomotoras, unas gotitas de cianocrilato, valdrán para fijarlos en las toperas. Los faros y los topes preparados, los podemos ver en la foto 14.


Las barandillas las hice con varilla de latón de 0’3 mm ref. G4M138 que se puede adquirir en MABAR, también puede utilizarse alambre normal del mismo calibre, pero tiene un poco menos de rigidez que esta varilla. Otra opción sería aprovechar alguna de recuperación.

El método para construirla es simple y eficaz, como se ve en la foto 15 sujetamos dos tiras de alambre a una madera por medio de un trozo de cinta adhesiva, y soldamos los montantes, en número de tres, a una distancia de 9 mm aproximadamente.


Los extremos de estas barandillas en el lado de los testeros, van inclinadas hacia abajo, por lo que damos esta forma a las paralelas y soldamos.

El extremo contrario, dependiendo del lado de la cabina que sea, acaba a tope con el frente de la cabina o a 50 cm mas o menos. En el primer caso los cortamos con la cabina puesta, y en el segundo a ras del último montante.

Para este trabajo es necesario disponer de un buen alicate de corte, pasar de gangas y cosas raras, y un pequeño soldador de 30 o 40 W de los utilizados en electrónica  que se presta a las mil maravillas, también utilizaremos flux para conseguir una buena distribución del estaño, y al mismo tiempo un excelente agarre. Dado el poco calibre del alambre empleado, una cantidad mínima de estaño bastará.

Para la colocación de la barandilla practicamos unos taladros de 0´4 mm,  sobre la bancada, a la distancia precisa, con un taladro manual a ser posible.

Los defectos de alineación de los montantes, se puede corregir con la barandilla montada, ya que para modificar la soldadura, basta muy poco calor, durante un corto espacio de tiempo, lo que no tendrá consecuencias sobre el plástico del bastidor.

En las fotos 16 y 17, vemos la locomotora lista para entrar en la nave de pintura, dado el sistema de construcción del modelo, no es preciso ningún enmascaramiento.




 
Todas las pinturas utilizadas son de la marca HUMBROL , gris 64 para los capots, rojo 19 para la cabina, faros y barandillas, negro 33, para la bancada y bogies, gris 106 para el techo, amarillo 154 para las bandas de la topera,  y plata 11 para los marcos de las ventanas y faros.

La aplicación de la pintura la hice a pincel, 3 o 4 manos serán precisas.
En la actualidad Trenmilitaria ofrece un gran surtido de calcas, pero cuando se construyó este modelo (2003), no hubo más remedio que recurrir a algo más casero, el siguiente párrafo tiene pues mayor interés como curiosidad histórica.
Los grandes números se pueden hacer de cualquier tipo apropiado de transferibles, de 6 mm de altura, en esta ocasión APLI ref. 1360.
El anagrama de RENFE procede de los juegos de calcas que comercializa MABAR para
H0. Para los rombos de velocidad y resto de la pequeña rotulación se puede aprovechar restos de otros juegos de calcas.

Las bandas amarillas de las toperas, se pueden pintar con un pincel fino a pulso (si lo tenemos firme), ya que son bastante cortas, o bien hacer una máscara. Otra buena opción son las bandas autoadhesivas, transferibles o calcas.

Una vez todo pintado y seco, es conveniente aplicar un barniz satinado que protegerá la pintura y las calcas, e igualará el aspecto general de la locomotora, como habrá podido observar el lector, se han empleado tonos mates excepto el rojo que es brillante, esto es así por motivo de gusto personal, me parece mas apropiado este tono que el de los equivalentes satinados o mates, mas apagados.









FE DE ERRATAS

No podría tener la conciencia tranquila, sin hacer una observación de última hora, aunque seguramente los lectores mas observadores, ya habrán reparado en ello.
Yo por mi parte me di cuenta cuando la máquina ya estaba lista para pintar, y consideré varias opciones, la primera y mas evidente era naturalmente repetir la cabina, pero me pareció mas aconsejable dejarlo tal cual, para que sirva de lección, de cómo por muchos modelos que hayamos hecho, siempre está la posibilidad de meter la pata.

Bien pues el tema en cuestión trataré de explicarlo sin mas, si consideramos el costado derecho el que figura en el croquis, es decir, el capot largo, nos queda a la derecha, vemos que la ventana cuadrada, nos queda también a la derecha, y si vemos la máquina por el costado izquierdo, igualmente nos queda a la derecha.

Al construir la cabina, pensé que era justo al revés, es decir, que las dos ventanas grandes, quedaban hacia el mismo lado.

Los croquis de las piezas, ya tienen esto en cuenta, por lo que no tenéis más que fotocopiarlas y utilizarlos de plantilla.

Que disfrutéis con esta pieza y hasta la próxima.

jueves, 19 de enero de 2017